jueves, 8 de octubre de 2009

La odisea de aprender a conducir (VII): ¡zas! En toda la boca

El hecho de que tuviera pensado el título de esta entrada desde que me dijeron la fecha del examen ya no indicaba nada bueno. Y, de hecho, mi autoestima, seguridad en mí mismo o como quiera que lo llaméis estaba por los suelos. Así que el resultado, tras 19 prácticas, no podía ser otro: un suspenso como una catedral. No hizo falta ni que me lo dijeran: ya cuando tuve que dar el frenazo en aquel cruce sin pintar me di cuenta. Y ese no debió ser el peor, porque el profesor (el marido de la artista antes conocida como la recepcionista) me dijo que me había saltado cedas en no uno, sino dos cruces. Tócate las narices como debió de ser el otro para que ni siquiera me enterase.

Pero bueno, ¿deprimido? Para nada. Es más, estoy mucho más tranquilo. Desde que me dijeron el lunes (sí, el de esta semana) que me examinaba hoy era un sinvivir. Así me salió ayer la práctica, calándoseme el coche cada dos por tres... Y para los nervios lo mejor que podía pasar fue que la examinadora se pusiera enferma y yo tuviese que esperar un par de horas a que alguien me pudiese suspender.

¿Ahora? Pues como está la administración, no me darán fecha hasta los primeros días de noviembre. Y prácticas haré solo la semana anterior. Lo cual me lleva a pensar: si ahora paso dos semanas sin coger un coche, luego me llevará por lo menos dos o tres días recuperar, así que iré al examen más o menos con la "habilidad" con la que fui hoy. Vamos, todo un reto (no para mí, sino para los conductores que tendrán que esquivarme).

Por tanto, a descansar, a esperar, y al toro. Manda narices.

7 comentarios:

  1. Vaya, que pena. Pero veo que no te has venido abajo. Eso es bueno.

    Pero para la próxima vez, planifica un título más alegre y optimista; ¿y si ha sido el título el que te ha gafado el exámen? Piensa que la selección española de fútbol no ganó nada hasta que el año pasado el slogan era ¡¡¡Podemos!!! XDDD
    Además si aprovaras a la primera no sería una auténtica Odisea...

    Suerte para el próximo día.

    ResponderEliminar
  2. En realidad tenía también un título pensado para cuando aprobase jeje (ahora mismo no me acuerdo de cual era, ya me acordaré dándole vueltas).

    Efectivamente, perdería sentido lo de "odisea" si fuera todo coser y cantar... xD. Eso sí, espero no tener que pasar 10 años fuera de casa xD.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  3. En el próximo examen ya podrás concluir tu odisea.
    Mientras tanto, bienvenido al club xD
    (Y recuerda, el primer suspenso duele pero el segundo jode) Vaya si jode... xD

    ResponderEliminar
  4. Bueno, la práctica hace al maestro, dicen por allí... Un momento... ¿Si no tienes estas dos semanas de práctica, cómo harás para que se cumpla la primera parte del proverbio oriental? XD
    Bueno, lo importante es que te lo has tomado con humor y no te has venido abajo... Y es cierto, si lo hubieras aprobado a la primera de seguro que no sería una verdadera Odisea, ahora tienes, como máximo, material para una entrada más.
    Y como no puedo despedirme sin dejar un proverbio oriental...
    «Lo que ocurrió una vez, puede que no ocurra otra; pero lo que ocurrió dos veces, ciertamente ocurrirá una tercera».
    No, no te estoy tratando de desalentar, porque tienes una oportunidad más.... y luego recuerda este otro:
    «La tercera es la vencida»... Y este:
    «No hay hora más oscura que la que precede al alba».
    Creo que los proverbios orientales no son de mucho consuelo en estos tiempos... Mejor:
    «¡Mucha suerte de Elfo para ese examen dentro de dos semanas!»
    ¡Elen sila lumenn omentielmpo!

    ResponderEliminar
  5. Pues efectivamente espero concluirla para el próximo examen y no esperar a ver cuál de esos proverbios se cumple.

    Sino, Zaira, siempre podemos competir para ver cuáles de nuestros padres estarían dispuestos a dejarse más dinero en el susodicho carnet.

    ResponderEliminar
  6. ¿Para que quieres carnet si hay autobús? yo si tuviese una linea de santiago hasta mi casa no me molestaría en sacármelo, por que yo normalmente voy durmiendo en el coche y si lo tengo que conducir no creo que me vaya bien..xDDD

    y el titulo...me recuerda a cierta persona cuyo nombre empieza por s y acaba por n... y que es muy peculiar él...XDDD que siempre tiene que estar en un lado específico del sillón..XD

    ResponderEliminar
  7. Amiga, el problema es que no es hasta mi casa, que si parase justo delante... La cosa es que, a día de hoy, para ir a Stgo en bus tengo que salir de casa una hora antes, y si es en coche, 20 minutos sobran.

    Sobre el título, creo que en TBBT lo tomaron de Padre de familia. Pero sí es cierto, de hecho, que ese gran genio lo ha pronunciado en un par de ocasiones. Bazinga!

    Y bueno, la verdad yo cuando en las prácticas voy en el asiento de atrás suelo quedarme dormido, aunque sea un segundo de nada xD. Eso sí, espero que "me vaya bien" cuando tenga que conducirlo, porque sino vamos de lado...

    ResponderEliminar