domingo, 15 de noviembre de 2009

Celda 211 y el diluvio universal



Antes de hablar sobre la película Celda 211 quiero hacer mención a eso que he llamado "el diluvio universal". Me refiero al estupendo día que elegimos para ir al cine. Baste con dos referencias:
  • El diario El Correo Gallego: "Santiago vivió ayer un temporal de viento como no se recordaba desde hacía mucho tiempo"; "Los bomberos, la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Local no dieron abasto".
  • Conversación telefónica con Zaira mientras me dirigía hacia el punto de encuentro: "-Z: ¡No puedo pasar! ¡La calle es un río! ¡Los teléfonos no funcionan: he intentado llamar a todos y sólo he podido hablar contigo! -LFDP [mucho ruido de fondo]: ¡Espera! ¡Acabamos de hacer aquaplanning!". Para conocer el momento desde el lado de Zaira está esta entrada en su blog.
No en vano era viernes 13 y el estreno del filme apocalíptico 2012...


Acometiendo ya el tema que nos ocupa, he de decir que películas como Celda 211 son las que pueden hacer callar todas esas voces que critican el cine español. Un drama (que no por serlo pierde sus toques de humor muy logrados) en el que, si algo destaca, es el ritmo frenético constante: no tendrás tiempo para aburrirte, siempre está pasando algo, desde el primer al último segundo.

Y hablando del último segundo, precisamente el final (que no voy a desvelar) es uno de sus puntos fuertes por lo inesperado y bien llevado. A pesar del ritmo, no es un final precipitado en absoluto.


Sobre los actores, me ha parecido magistral la actuación del televisivo Antonio Resines, que demuestra que lo suyo no es sólo la comedia. Destaca especialmente en las escenas de tensión. También el dúo protagonista (Alberto Ammann y Luis Tosar) se meten muy bien en sus papeles, y eso teniendo en cuenta la dificultad que conlleva el papel del primero: el personaje es una persona corriente que se hace pasar por reo en la prisión, algo nada fácil de encarnar, en mi opinión, ya que tienes que mostrar ambos aspectos a la vez.

Y, por cierto, hasta que he mirado el elenco para hacer el post hubiera jurado que quien hacía de Releches (el de la voz ronca) era Manolo Caro, pero al parecer es un tal Luis Zahera. Lo peor es que ambos salían en la serie Sin tetas no hay paraíso (que no es santo de mi devoción, pero la he visto un par de veces), y creo que pensé que eran la misma persona... Lo mío no es normal.

En definitiva: buen argumento, buenos actores, sólo elogios. Realmente es una película que merece la pena ser vista.

17 comentarios:

  1. Pues eso, que ya lo has dicho tú todo.
    Recalquemos bien lo del cine español, recalquémoslo xDD

    Por cierto, es una pena que no haya una foto tuya subido en el elefantito rosa/coche/cualquier otra cosa.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta que entre Fantasmas y Zaira, o mejor dicho, entre las entradas de Fantasmas y Zaira hagan una crónica completa de los acontecimientos. A eso le llamo yo coordinación. No lo veía desde las entradas sobre Tunes, y me ha agradado volver a descubrirlo.
    Vampos por partes, como el increíble Hulk:
    1. El nombre "Celda 211", ya es atrapante. Me recuerda a un cuento de mi querido Arthur Conan Doyle, llamado "Lote #249". Aunque creo que la trama del cuento y de la película no tienen nada que ver, los títulos llaman mucho la atención. Sobre tu reseña, y ese comentario de: "Acción hasta el último instante", fue eso lo que me terminó por convencer de que sería una gran película. Me ha gustado, la verdad es que me ha gustado, y quisiera verla... lástima que el cine español no llega Trasatlántico.
    2. Con la ampliación de Zaira sobre el diluvio... No me queda más que reír a mandíbula suelta. No, no me interpretéis mal. Pero ya lo dijo Woody Allem: "La comejor comedia es el drama después de un tiempo". Y he tenido muuuchas oportunidades de comprobarlo. Pero creo que para llegar a la plaza roja tuvieron que atravesar una odisea.
    3. ¿Qué es eso de elefantitos rosados?

    ResponderEliminar
  3. Zaira, eso es porque no me subí a ningún elefantito rosa/otra cosa. Como mucho, me metí en el fotomatón. Y creo que la foto resultante no es precisamente favorecedora...

    Nicolás, lo de la coordinación en realidad ha sido espontáneo xD Con lo de Túnez yo sabía que Zaira relataría el viaje, así que busqué otra manera. Pero en esto ha sido totalmente casual, porque yo hice la entrada el sábado, antes de saber nada de la de Zaira, que se publicó ayer.

    Sobre la película, ya sabes, busca un tráiler en youtube y si te gusta, pues ya sabes, existen "métodos alternativos".

    Ah, imagínate si fue odisea que al final decidimos no ir a la plaza roja y quedar en un centro comercial cubierto. Y estoy de acuerdo, a veces recuerdo momentos de tensión o verguenza y en realidad son graciosos. Bastante, se podría decir.

    Lo de los elefantes... resulta que en ese centro comercial cubierto (Área Central) hay también las típicas atracciones de niños pequeños (estas que metes una moneda y "parece que vas en un coche"). Pues uno de esos cochecitos era un elefante rosa. Y allá que fueron Zaira y compañía, que por cierto ni cabían dentro.

    ResponderEliminar
  4. Fantasma, tienes razón: lo tuyo no es normal. Manolo Caro y Luis Zahera NO SE PARECEN EN NADA!!! Por cierto, menudo papelón el de Releches... Jaja y qué guapo era el protagonista Juan!

    ResponderEliminar
  5. Sí que se parecen, joba. Sobre todo si los ves por separado. Os prometo que en Sin tetas no hay paraíso nunca me di cuenta de que eran dos personas distintas xD.

    ResponderEliminar
  6. ¡ Qué crueles! ¡ Restregándome que no pude ir...! No se me ocurre nada digno de comentar, ya que no la vi..

    ¿¿Cuánta gente se subió en el elefantito rosa??¡Si sólo cabe una persona..! Seguramente ha muerto... Fantasmas, si te has subido... definitivamente me he perdido un gran momento..xD

    Zaira, ¿ hay fotos de eso?

    Fastasmas de nuevo, mira en mi cutre blog, para que no digas que no te hago publicidad..xD

    ResponderEliminar
  7. Andrea, definitivamente tienes que poner más atención cuando lees: repito de mi primer comentario en esta entrada: "no me subí a ningún elefantito rosa". Eso fue cosa de Zaira, Irene y compañía, pero cada una a un tiempo.

    No estoy de acuerdo con la frase "no te hago publicidad". Lo correcto sería "no nos hago publicidad". Pero bueno, con la cantidad de gente que visita tu blog sin entradas será un impulso tremendo para este jajaja.

    En el blog de Zaira hay un par de fotos del momento elefantito rosa.

    Andrea, sí que tienes algo que comentar: ¿cómo viviste el temporal?

    ResponderEliminar
  8. Veo que llego tarde...

    Ayer ví la entrada de parís, pero no miré si habias publicado algo anterior. I'm so sorry.

    Lo del diluvio ha salido en las noticias. Recuerdo que primero hablaron de Vigo, y después de Santiago. Y una se pregunta ¿pero en Santiago no es donde más días llueve de España? ¿no deberíais estar acostumbrados a eso?
    Y que conste que cuando yo la visite hacía un sol radiante.

    Joooo Fantasmas, ¿porque no te subiste al elefantito rosa? ¡¡Con lo divertido que debe ser!!! XDDD

    Andrea, yo he visitado tu blog, pero no tenías entradas... Me gustó mucho el nombre que has elegido, suena bien.

    Sobre la película, como no la he visto, no comento nada. Pero sí que quiero decir que el cine español es mucho mas que Almodovar o Amenábar. Creo que se hacen buenas películas, vale que también hay otras bastante malas. Pero creo que hace años que hacemos cine de calidad. Recuerdo, por ejemplo una película que me sorprendió muchísimo, Tapas de Jose Corbacho. Y ese es solo un ejemplo.

    ResponderEliminar
  9. Efectivamente, el blog de Andrea no tiene entradas. Como lo hizo porque Blogger la obligó, y para escribir pues ya lo hace aquí...

    Yo la verdad no soy muy aficionado al cine español, pero lo que veo me suele gustar (a ver, que a mi me gustó hasta la criticadísima Torrente). Y, por cierto, no he visto ninguna película de Almodóvar, ni entra en mis planes. ea!

    Santiago creo que sí, que es uno de los sitios más lluviosos de España (no me atrevo a decir "el que más"), y a la lluvia normal sí estamos acostumbrados (lo que no quita que protestemos de vez en cuando: es como con los políticos: estamos acostumbrados a políticos malos y aún así protestamos), pero ese día llovió más de la cuenta jeje.

    El elefantito... ¡si ni siquiera echaron moneda! Estoy seguro de que si hubiera subido se hubiera roto xD.

    ResponderEliminar
  10. Pero ¿¿¿Hay políticos buenos????
    Yo creía que político y bueno eran palabras incompatibles. XDDD

    Vaya, sí que tuve suerte en mi visita. Porque me llovió muchísimo en A Coruña y en Vigo, pero el día que estuve en Santiago lucía un sol espléndido. Lástima que tuvieramos tan poco tiempo para callejear, porque casi todo el tiempo se lo llevó visitar la Catedral.

    ResponderEliminar
  11. La Catedral... y pensar que yo nunca he hecho una visita como Dios manda a la Catedral (por los tejados y todo eso)... Supongo que muchas veces pasa eso con el lugar en que uno vive.

    El tiempo es tan cambiante... hoy ni llevé paraguas a la facultad, imagínate.

    ResponderEliminar
  12. Fantasmas, si que presto atención, sólo quería confirmar que era una mentira... Yo no te imaginaba haciendo eso, por eso dije que sería digno de ver, aunque realmente no hubiese pasado. Lo decía en caso hipotetico, algo así como una ilusión que nunca se hará realidad...xD

    La frase esa de: " Pero bueno, con la cantidad de gente que visita tu blog sin entradas será un impulso tremendo para este jajaja." no tendrá doble sentido ¿no? Por que me suena muy a vacile...uhmm

    Jengibre: Lo de la lluvia, como dice Fantasmas, si que estamos acostumbrados, pero a la normal. Eso no era lluvia, eran miles de mangueras de bomberos (por la potencia y cantidad de agua) con el plus de un viento que poco más y te hace volar a lo Peter Pan( pero sin ser divertido..) Aunque yo de la lluvia normal no me quejo como dice Fantasmas que se hace. Es lo general, la gente se queja de lo que tiene hasta que lo pierde..xD Pero yo, como soy muy rara, debo ser de las pocas personas que le gusta el clima de Galicia, y lo de que llueva de vez en cuando ( bueno, llueve más que eso..) Y lo del blog... normal que no tenga entradas, yo no quería un blog, ni siquiera quería participar en este, pero me han logrado convencer...xD Ah, y gracias por lo del nombre, la verdad es que fue literalmente lo que estaba pensando en ese momento..xD

    Fantasmas: Es verdad de lo de la Catedral, lo que tienes siempre delante no te sueles parar a mirarlo. Yo en cambio si que la fui a ver, sobre todo cuando tuve que estudiar todas las fachadas para Historia del Arte...xD Un día tienes que ir, yo cuando entré, pese a haber ido ya otras veces, no me sonaba nada...xD

    ResponderEliminar
  13. Bueno, Andrea, quién sabe. Si formulas tu petición en esos términos, quién sabe dónde acabará mi próxima visita a Área Central...

    Miles de mangueras de bomberos... xD Oye, yo no me quejo de que llueva de vez en cuando, me quejo de que llueva justo cuando salgo yo a la calle, y además continuamente.

    La Catedral ya puede esperar sentada, porque por mucho que ahora me comprometa, pasará como con mi madre y su "este año vamos a la nieve" de todos los septiembres.

    ResponderEliminar
  14. Sí, eso pasa. A mí no me preguntes por La Sagrada Familia, porque no he subido a las torres ni nada por el estilo. Sí que fuí una vez a la cripta, que es donde esta enterrado Gaudí, pero era muy pequeña. Y lo curioso es que vivo cerca de ella. XDDD

    Y de Santiago, siempre digo que voy a volver, esta vez sólo allí, sin visitar otros sitios, pero cuando tenía el viaje preparado me surgieron ciertos contratiempos y no pude viajar. Así que supongo que es una de mis ciudades en la lista de pendientes de visitar. Eso sí, no creo que lo de subir a los tejados pueda realizarlo ahora.

    ResponderEliminar
  15. A mí me pasó con Barcelona: hace dos años mis padres y mi hermano fueron un fin de semana, y yo, tristemente, tuve que renunciar por culpa de un inminente examen de lengua (que, entre otras cosas, era el primero que hacía en Bachiller, y no era cuestión de cagarla nada más empezar...)

    ResponderEliminar